Sí, para una conocida marca de iluminación fotográfica alemana que, conocedora del gusto del fotógrafo para darle al flash sin ningún tipo de censura, le hizo la irrenunciable oferta. “Si éste no los funde, es que están garantizados de por vida”, nos dijo un directivo de la firma.