Crecemos con la convicción de que llegaremos donde nos propongamos. Desde la infancia escuchamos a nuestros padres animando y alzando nuestros más leves movimientos. Asombrándose incluso de que comencemos a hablar o caminar, como si no lo hubiera hecho nadie antes.

La realidad es que un porcentaje muy bajo de la gente consigue alcanzar el éxito a un nivel global, el resto somos uno más entre la masa. Seres anónimos y mediocres. Incluso aunque tuviéramos nuestros ya conocidos 15 minutos de fama, nadie se acordaría de nosotros pasado un tiempo.

Un jugador de baseball americano puede pasear tranquilamente por la Gran Vía sin ser reconocido. Se podría decir que hasta si llegaramos a alcanzar cierta fama, eso algo temporal e incluso geográfico. Los fotógrafos, por ejemplo, ¿cuántos seríamos de reconocer si nos cruzaramos con ellos por la calle? 

Por eso, en este proyecto de retrato, las máscaras borran su identidad, los tatuajes y lunares eliminados digitalmente los hacen iguales. También despojados de ropa que les confiera algún estilo, tribu urbana o clase social. 

No, vuestros hijos no son especiales. Nosotros no somos especiales. Somos una persona más con la que nos cruzamos a diario y de la que no reconocemos su rostro. 

Mi nacimiento no aportó el menor provecho al Universo.

Mi muerte no disminuirá ni su inmensidad ni su esplendor. […]

[…]El vasto mundo: un grano de polvo en el espacio.

Toda la ciencia de los hombres: palabras.

‘Viejo Mundo’, Omar Khayyam

Me llamo Francisco Úbeda Llorente, nací en Almería en el año 1981. En el año 2000 (año arriba, año abajo) ingresé en la escuela de artes de Almería donde estudié fotografía. Al año siguiente de terminar mis estudios me matriculé en la escuela de teatro Escénica, donde estudié iluminación teatral. Ese año fui galardonado con el primer premio de fotografía joven de la Junta de Andalucía. Pasé los siguientes años trabajando esporádicamente como fotógrafo en diversos festivales de música, haciendo fotos de bandas, ilustrando libros y haciendo todo lo que podía en terminos fotográficos. Esto me llevó a Estonia, donde impartí un curso de iniciación a la fotografía e hice una exposición. En el año 2007, cansado de vagar y no tener dinero, me mudé a Madrid donde decidí buscar «un trabajo normal».

Juan Goytisolo decía que no hay que vivir de la escritura, hay que buscarse un trabajo y escribir. Eso hice yo. El trabajo (que aún mantengo casi 13 años después) consiste en minutar cadenas de tv durante toda la noche. Esto me deja todo el día libre para hacer mis proyectos de fotografía. 

Desde entonces he realizado varios proyectos que han sido publicados en medios nacionales e internacionales (Yorokobu, Cultura Inquieta, Cultura Colectica, El País…) y expuestos por el ámbito nacional.

La verdad es que no tengo un seguimiento exhaustivo de que he hecho y que no. Odio tener que escribir una bio y creo que no dicen nada en absoluto a favor o en contra si te dedicas a la fotografía. Me gustaría leer la bio del cirujano que vaya a operarme. Lo demás son snobismos. No he tenido la oportunidad de hacer masters o postgrados y tampoco el lujo de que mi trabajo se vea en medio mundo. Pero no considero la fotografía un *hobby y detesto que me digan eso.

Quisiera abrir lentamente mis venas

mi sangre toda verterla a tus pies

para poderte demostrar que más no puedo amar

y entonces morir después. […]

[…]Sombras nada más…

Javier Solís

*Hobby: es un pasatiempo que se hace por gusto en el tiempo libre, que no demanda dedicación a tiempo completo y que alivía o da placer.
Yo mi tiempo libre (las madrugadas) es el que dedico a trabajar, me dedico a la fotografía a tiempo completo desde hace 20 años (consumiendo libros, haciendo cursos, viendo exposiciones, mirando) y no me alivía ni da placer. Me produce un sufrimiento inmenso cada proyecto porque siempre pienso que puede estar mejor y cada día me repito, como tantas personas, que no tengo talento alguno

Envío de trabajos: Si quieres publicar tu trabajo en Visionados, envíanos tu proyecto en tamaño web junto con un texto explicativo del mismo y una pequeña biografía a visionados@clavoardiendo-magazine.com