Fiebre, el festival alrededor del fotolibro más importante de los que se celebran en España, y de referencia en el resto de Europa, no podrá celebrarse por falta de ayuda institucional.

A muy pocas semanas de la celebración del festival, a la espera de que se confirmasen de forma definitiva las fechas previstas, la organización de Fiebre ha comunicado que no podrán organizar esta edición por “falta de apoyo”.

Curiosamente, esta situación se produce tras la celebración de la edición del año pasado, la décima, que fue la más exitosa hasta la fecha, celebrándose en CentroCentro, en el Ayuntamiento de Madrid y demostrando que el fotolibro puede ser protagonista de un evento cultural como este.

La organización de Fiebre destaca que intentarán que este no sea un adiós definitivo y que Fiebre sigue vivo a través de su plataforma digital.

Comunicado

Amigas, amigos:

Lamentamos comunicar que debido a la falta de apoyo este año no se celebrará la 11ª edición de Fiebre Photobook Fest.
Desde 2013, Fiebre se ha consolidado como un punto de encuentro para la comunidad del fotolibro. Tras el comienzo en las aulas de BlankPaper Escuela, la sucesiva cesión de espacios públicos y privados como Casa del Lector en Matadero, el Centro Cultural Daoiz y Velarde, la Sala El Águila, la Sala Canal de Isabel II, y por último, la Galería de Cristal de CentroCentro, ha hecho posible la celebración del festival durante una década.

El éxito de la 10ª edición demostró la capacidad de Fiebre para reunir a miles de personas en torno al fotolibro. A pesar de haber hecho todo lo posible por darle continuidad, sin ayuda institucional, las condiciones económicas están fuera del alcance de un festival autogestionado y sin ánimo de lucro. Nos entristece tener la sensación de que este fenómeno de gran valor cultural no se considere un reclamo lo suficientemente relevante para recibir el apoyo necesario.

No han sido pocas las dificultades surgidas al querer hacer de Fiebre un proyecto cultural sostenible. Para conseguirlo, hemos ido buscando soluciones y no queremos desaprovechar esta ocasión para reconocer que no habría sido posible encontrarlas sin vosotras y vosotros: la gran y fiel red de colaboradores, profesionales involucrados y, como no, la comunidad Somos Fiebre. Una iniciativa autogestionada a través de pequeñas aportaciones solidarias que han acabado por convertirse en nuestro principal sustento.

Esto no es una despedida, aprovecharemos este paréntesis para pensar, reflexionar y buscar alternativas. Mientras, continuaremos con nuestra labor divulgativa a través de nuestra plataforma digital. Gracias al soporte de Artes Gráficas Palermo, Dalpine, La Troupe y Fosi Vegue, por acompañarnos desde los inicios y, como no, a todas las personas que habéis estado y estáis ahí. Hasta pronto,

Miren, Boni, Olmo, Dani y Paula