Sólo un 25% de los trabajadores del sector gráfico llegará al SMI tras la pandemia si no llega apoyo desde el Ministerio de Cultura, según un informe de la Plataforma SOS Sector Gráfico que desvela la enorme precariedad que impera en el campo de las artes gráficas y visuales. La plataforma espera formar parte de la nueva ronda de reuniones anunciadas por el Ministerio de Cultura con el fin de que los trabajadores de este sector sean tenidos en cuenta por la administración.

La Plataforma SOS Sector Gráfico ha hecho público hoy un informe que desvela la enorme precariedad que impera en el campo de las artes gráficas y visuales. Según el mismo, la mayoría de los encuestados, más de 1.000 profesionales, calculan un volumen de perdidas de entre 2.000 y 8.000 euros en tres meses, provocando que tres de cada cuatro trabajadores del sector gráfico queden por debajo del SMI tras la pandemia si no llega apoyo desde el Ministerio de Cultura.

Desde hace semanas, la Plataforma SOS Sector Gráfico, conformada por más de una quincena de asociaciones y colectivos del mundo del cómic, de la fotografía, la ilustración, la animación o la gestión de eventos, ha estado realizando una encuesta, que han respondido más de mil profesionales, para medir el impacto que sufrirán a causa de la crisis de la pandemia del covid-19.

Gracias a ellas se ha realizado un informe cuyas conclusiones arrojan “datos muy crudos, difíciles de digerir y muestran que en realidad el sector ya vivía sumido en la precariedad antes de la llegada del virus, y ahora, sin ayudas específicas, el futuro para los profesionales y creadores es totalmente incierto”.

Casi la totalidad de quienes han respondido la encuesta, el 91 % declaran estar siendo afectados económicamente por la pandemia. El mayor impacto se produce por culpa de numerosas cancelaciones y aplazamiento de proyectos que ya estaban en marcha o a punto de arrancar, sin que eso suponga que se vaya a recibir compensación alguna por el lucro cesante provocado por la caída en la previsión de ingresos.

Por otro lado, diferentes administraciones han paralizado trabajos y ayudas que ya estaban comprometidas e incluidas en sus presupuestos.

Un 60 % de los trabajadores del sector gráfico ya ingresaban por debajo del SMI actualmente, antes de impuestos y gastos.

La mayoría de profesionales del sector gráfico declaran haber tenido una media de ingresos en 2019 (antes de la crisis sanitaria actual) por debajo del SMI (900 euros al mes). Además, calculan que entre marzo, abril y mayo tendrán que afrontar pérdidas que van desde los 2.000 hasta los 8.000 euros. Esto sumado a que cada mes deben seguir haciendo frente a una media 1.000 euros al mes de gastos fijos.

Teniendo en cuenta todos estos factores, la supervivencia de los profesionales del sector gráfico, sobre el que se sustentan sectores como el editorial, la prensa, la publicidad o la animación, entre otros, se vuelva cada día más complicada.

Un 63,2 por ciento de trabajadores y trabajadoras del sector gráfico, tanto si son profesionales en el ámbito de la creación o gestores de eventos o festivales, son autónomos dados de alta en el RETA. Eso no significa que el resto sean trabajadores por cuenta ajena, ya que solo un 7,8 % están en esta situación; fundamentalmente en empresas vinculadas a la animación, a la creación de videojuegos o como fotoperiodistas.

El tanto por cien restante se mueve en el ámbito de la alegalidad y la búsqueda de soluciones fiscales recurriendo a varias altas y bajas en el RETA a lo largo del año, a facturar solo a través del Impuesto de Actividades Económicas, a través de cooperativas o directamente facturando en B. Esta situación obliga a un gran porcentaje a tener que complementar sus ingresos con trabajos por cuenta ajena que muchas veces no tienen nada que ver con la cultura.

Eso no significa que el resto sean trabajadores por cuenta ajena, ya que solo un 7,8 por ciento, están en esta situación; fundamentalmente en empresas vinculadas a la animación, a la creación de videojuegos o como fotoperiodistas.

© Roberto Villalón

A pesar de no ser una actividad de las de obligada paralización, la mayoría de proyectos y encargos del sector gráfico o se han cancelado (59%) o se han pospuesto (61%). Además, más de la mitad de los encuestados, afirma haber dejado de recibir los encargos propios de esta época del año, y casi el 50 por ciento afirma que no va a recibir encargos en los próximos meses.

Asimismo, a pesar de que casi la totalidad de trabajadores y trabajadoras han sido golpeados por los efectos de la pandemia, son más del 82’5 % los que declaran que no han podido acceder a ninguna de las ayudas propuestas por el Gobierno, ya que los requisitos para recibirlas no se ajustan en casi ningún caso a su realidad.

Sin ayudas concretas ajustadas al sector gráfico, al que se le reconocen sus especificidades dentro de las propuestas del Estatuto del Artista (actualmente paralizado), la vulnerabilidad y la precariedad, ya existentes antes de la pandemia, no harán más que crecer y expandirse hasta el punto de que un 75 por ciento, es decir, 3 de cada 4 trabajadores y trabajadoras del sector preven que su nivel de ingresos en 2020 se irá por debajo del SMI y hasta un 62’6 por ciento podrían quedar por debajo del umbral de la pobreza (8.871 euros anuales).

Del total de participantes en la encuesta, tan solo 165 personas han solicitado alguna ayuda o van a recibir algún tipo de ingreso de las instituciones. El 71% de ellas (prestación de autónomos + subsidios) por debajo de 661,08 euros al mes.

Un 21,4 % de los que han solicitado la ayuda estatal de prestación por desempleo para autónomos aún no tienen confirmación de que les corresponda o vayan a recibir algún tipo de ingreso. Los que sí han podido acceder a la prestación el 46,7 por ciento son exactamente 85 personas de esas 165.

© Olmo Gozález

En los próximos días, la Plataforma SOS Sector Gráfico hará llegar el informe de su situación al Ministerio de Cultura para formar parte de la ronda de reuniones anunciadas por el ministro y, así, plantear una serie de propuestas que ayuden a mejorar la situación antes de que se cumplan las peores previsiones.

La propuesta más demandada es la aprobación cuanto antes de una Renta Básica (19%), dejando claro que lo que más se reclama tiene que ver con la propia subsistencia. En ese mismo sentido, hasta un 18 por ciento reclaman un aplazamiento o cancelación de gastos. Un 17 por ciento piden ayudas específicas en el sector cultural y en un 11 por ciento ayudas específicamente para profesionales autónomos.

Entre el resto de las propuestas se encuentra la implementación del Estatuto del Artista, un censo real de artistas y profesional del sector y un órgano de gestión institucional especializado.

Además, se reivindican créditos sin intereses, campañas de sensibilización y educación en torno al arte y la cultura.

Por otro lado, gran parte de los encuestados abogan por dar una respuesta colectiva a esta crisis para lo que es necesario por tanto que la Administración dote de legitimidad e interlocución a sus representantes colectivos.

En este momento, SOS Sector Gráfico agrupa a: Colectivo El Movimiento Fotográfico, Colectivo El Movimiento Fotográfico, Colectivo No Sin Fotógrafas, AFPE (Asociación de Fotógrafos Profesionales de España), ANEF (Asociación Nacional de Educadores de Fotografía), FOC (Fotografía Observatorio Cultural),  APIM (Asociación de Profesionales de la Ilustración, Animación, Videojuegos y Efectos Visuales de Madrid),  ARGH! (Asociación Profesional de Guionistas de Cómic), La sección de Prensa y Medios de Comunicación de CNT Madrid, AACE (Asociación de Autores de Cómic de España), Colectivo de Autoras de Cómic, SCWBI, Asociación de Escritores e Ilustradores de Editorial Infantil, MAV, Mujeres en las Artes Visuales, Illustra (Professionals de la il lustració catalana associats), PILA (Profesionales de la Ilustración y Diseño de León Asociados) y AIP Cádiz (Asociación de Ilustradores Profesionales de Cádiz).