Una exposición sobre Isabel Azkarate muestra casi 300 copias de la obra de la fotoperiodista en sala Artegunea de Kutxa Fundazioa en Tabakalera.

La obra de Isabel Azkarate se pude repasar desde el 2 de diciembre hasta el 25 de febrero gracias a la exposición en la sala Artegunea de Kutxa Fundazioa en Tabakalera de San Sebastián. Esta muestra, comisariada por Silvia Omedes, presenta casi 300 copias de instantáneas, muchas de ellas inéditas, realizadas por Isabel Azkarate entre 1978 y 2006 y tiene como principal objetivo reconocer el legado de la que es considerada la primera mujer fotoperiodista del País Vasco. 

Una retrospectiva que da visibilidad a un gran archivo, tanto por la cantidad de las imágenes que contiene como por la calidad de estas, y que esperamos — ahora que es custodiado por Kutxa Fundazioa— inspire a la ciudadanía y al personal investigador a consultarlo para ofrecer distintas lecturas e interpretaciones de nuestra historia reciente.

La exposición es posible gracias a la generosa donación del Archivo de Isabel Azkarate compuesto por más de 175.000 objetos, entre negativos y diapositivas, cámaras, catálogos y publicaciones originales en prensa. Su fondo es custodiado ahora por Fototeka de Kutxa Fundazioa para garantizar su futura conservación, estudio y difusión.

© Isabel Azkarate

La exposición está articulada en siee ámbitos temáticos:

Barcelona

En esta sección se incluyen los primeros trabajos fotográficos de Isabel Azkarate, realizados en Barcelona en 1978-1979. Se había trasladado allí para estudiar en el Centre Internacional de Fotografia de Barcelona (CFIB). Su primera serie en el mercado de Els Encants ya es una declaración de intenciones, y es solo el comienzo de un intenso trabajo de registro de todas las formas diferentes de vivir, en un admirable ejercicio de empatía.

En esta etapa entra en contacto con creadores del movimiento artístico catalán como Fernando Amat, Xavier Mariscal o Bigas Luna, que le abrieron las puertas a sus primeros trabajos profesionales. Entre ellos, la foto fija de la película Mater Amatísima (1980) o un reportaje sobre la ciudad de Nueva York para la revista Dunia, que sería su primera publicación y el inicio de su carrera profesional.

La experiencia americana

Aconsejada por el director del CFIB, en 1980 Isabel se trasladó a Rochester (Nueva York) para asistir a los reconocidos Visual Studies Workshops, donde acudirá a las clases de Nathan Lyons. Cursó también otros talleres en la New School y en el International Center of Photography (ICP), orientando su formación al género de fotografía de calle (street photography). La conocida fotógrafa Lisette Model le animó a desarrollar varios reportajes por la ciudad.

Estos talleres potenciaron su curiosidad y la empujaron a salir a la calle a observar y capturar a la gente en su entorno; experimentó con la técnica del revelado en color o la elaboración de gomas bicromatadas. Sin duda, Nueva York fue un estímulo perfecto para una mujer como Isabel Azkarate, a quien siempre le ha interesado cuestionar el orden de lo establecido e indagar sobre las distintas identidades de las personas que se encuentra a su paso.

Documentando la noticia

Isabel Azkarate vuelve a San Sebastián en septiembre de 1981, preparada ya para recibir encargos y trabajar para medios de comunicación. Es un momento de máxima tensión en el País Vasco: terrorismo de ETA y del GAL, desmantelamiento del tejido industrial, duros conflictos sociales y huelgas generales, avance de la droga entre la juventud; pero a la vez, se desarrollaba un movimiento de contracultura que celebraba la identidad y la libertad de expresión. En este contexto, ella fue la primera y única mujer — entre muchos fotógrafos hombres — que reportó para La Voz de Euskadi, todo tipo de temas y noticias entre 1983 y 1985, dando muestras de un firme compromiso con el oficio.

El Fondo Azkarate, ahora de Kutxa Fundazioa, aglutina una gran diversidad de temas y acontecimientos que marcaron la actualidad vasca y, en especial, de la ciudad de San Sebastián, lo que lo hace especialmente valioso para investigar y difundir la historia de Euskadi.

En 1984 realizó un reportaje en Perú, acompañando a José Usoz, sobre la actividad del grupo terrorista Sendero Luminoso.

© Isabel Azkarate

La vida en Euskadi

Isabel Azkarate fue fotógrafa oficial de la Diputación Foral de Gipuzkoa entre los años 1985 y 2009, y esto le llevó a asistir a numerosos actos, presentaciones e inauguraciones de la mano de diferentes políticos y personas influyentes de la vida social vasca, y a recorrer Euskadi.

Al mismo tiempo, en su tiempo libre buscará ocasiones en las que disfrutar de la fotografía. Sus viajes y estancias en familia o con amigos por el interior del País Vasco serán durante toda su vida una vía de acercamiento a la realidad y a la aparente placidez de la vida en el campo. Retrata numerosas personas que le atraen al cruzarse en su camino y que fotografía con altas dosis de respeto y cercanía.

Circo. Sin máscara ni artificio

En su etapa neoyorquina Isabel encontró un circo familiar que le descubrió todo un nuevo y sugerente universo por explorar. Lo que le interesaba no era el espectáculo, ni las destrezas artísticas de sus protagonistas, sino poder acercarse a una nueva galería de personajes atípicos, fuera de la norma.

Entre carromatos detectaría la atmósfera, la distancia y la luz idóneas para fotografiar a sus nuevos héroes y heroínas: artistas de mirada franca y transparente que se dejaban retratar en el momento exacto en que andaban desprovistos de su personaje.

La autora irá enriqueciendo poco a poco el catálogo visual de seres auténticos que tanto admira.

Arte y parte

En su fondo fotográfico hallamos también un extenso álbum de retratos de los artistas más significativos de la cultura contemporánea vasca, y algunos de los más íntimos y desenfadados se encuentran en esta retrospectiva. Como gran aficionada al arte y ávida consumidora de todo tipo de eventos artísticos, sigue la vida social y cultural en San Sebastián desde primera línea.

En su archivo encontramos un amplísimo catálogo de artistas que son, en realidad, amistades muy cercanas con quienes la autora comparte vida, retos, fines de semana y mucha complicidad e intimidad.

Entre 1982 y 2005 Azkarate trabajó como fotógrafa para el Festival Internacional de Cine de San Sebastián. En este contexto, realizó una de sus series fotográficas más emblemáticas y por la que ha sido ampliamente reconocida en los últimos años: los últimos retratos de la diva del cine estadounidense Bette Davis.

Una vida, un viaje

Su trabajo para la Diputación Foral de Gipuzkoa (1985 y 2009) le dio la estabilidad para planificar y llevar a cabo múltiples viajes y excursiones por el mundo.

Viajar y fotografiar es para Isabel sinónimo de escribir su propio guion de vida. La cámara es un pasaporte hacia lo desconocido, también hacia sí misma. Y aunque viaja muy a menudo en pareja o rodeada de amigas y amigos, consigue mantener y cuidar su espacio personal para seguir fotografiando.

El Fondo Azkarate que compartimos hoy resumidamente en esta exposición es resultado de la obra de una mujer valiente y honesta que ha sabido hacer de su pasión una profesión. La fotografía de Isabel responde a una gran necesidad de búsqueda y autoafirmación constante. Lo que parece ser un ejercicio inconsciente e inocente en sus inicios, con el tiempo se reafirma como una genuina manera de vivir y estar en el mundo. La cámara para Azkarate certifica un honesto anhelo de reconocer al otro para ser ella misma.

© Isabel Azkarate

Isabel Azkarate

Isabel Azkarate (San Sebastián, 1950) entre finales de los años 70 y principios de los 80 estudia fotografía en el Centro Internacional de Fotografía de Barcelona y en prestigiosos centros neoyorquinos como la Visual Studies Workshop (VSW), la School of Visual Arts (SVA), el International Center of Photography (IPC) o The New School en Manhattan.

Considerada la primera mujer fotoperiodista de Euskadi se desarrolla como reportera gráfica documentado punzantes temas sociales y políticos, que incluyen reportajes dedicados a los atentados de la organización terrorista Sendero Luminoso en Perú, al día a día del conflicto vasco en los años 80.

Lleva a cabo numerosos reportajes fruto de su espíritu viajero en Brasil, Bali, Egipto, Nepal, Pakistán y Turquía. Durante más de una década, trabaja como fotógrafa para el Festival Internacional de Cine de San Sebastián, y testimonia la escena cultural vasca realizando crónica de conciertos y retratando a personajes públicos, a reconocidos artistas internacionales y nacionales.

Trabaja como fotógrafa de la Diputación Foral de Gipuzkoa y colabora habitualmente en publicaciones como Diario Vasco, La Voz de Euskadi, El Periódico de Catalunya, El País, Interviú, Tiempo, Dunia, o Mujer Hoy. Su archivo, conservado de manera excepcional, reúne fotografías tomadas desde sus inicios hasta la actualidad y ha registrado a miles de personas y cientos de sucesos. La fotografía de Isabel es directa, sin filtros y sin prejuicios y su legado una oda a la diversidad y naturaleza de las personas.

Su pulsión por conectar con el otro ha estado presente en cada etapa de su vida y ha impregnado su extensa obra realizada a lo largo de más de cuarenta años.

  • ‘Isabel Azkarate’
  • Fecha: del 21 de junio al 20 de octubre.
  • Localización: Tabakalera. Plaza de las Cigarreras, 1. Donostia/San Sebastián.
  • Horario: de martes a domingo de 12 a 14 y de 16 a 20 h.
  • Entrada: Gratuita.