‘A Whiter Shade of Pale. Retratos en la fotografía holandesa contemporánea’ presenta en la sala Artegunea de Kutxa Fundazioa de Tabakalera de San Sebastián la obra de tres fotógrafas actuales, herederas de la tradición artística barroca holandesa, Sanne De Wilde, Hellen van Meene y Carla van de Puttelaar.

‘A Whiter Shade of Pale. Retratos en la fotografía holandesa contemporánea’ reúne la obra de tres fotógrafas contemporáneas actuales, cuyo trabajo conecta a través de la tradición artística del Barroco holandés: Hellen van Meene, Carla van de Puttelaar y Sanne De Wilde.

La muestra, que se podrá visitar desde el 8 de marzo hasta el 2 de junio en Kutxa Kultur Artegunea en el Edificio Tabakalera de Donosti, ha sido comisariato por Ramón Esparza y recoge tres formas de entender el retrato y, al mismo tiempo, la revisión de la práctica fotográfica en los años de la posmodernidad.

El título de la muestra, tomada de la mítica canción de Procol Harum,hace referencia al tono pálidos de la piel, que es elemento común en los retratos elegidos. Entre las características que nos remiten a la herencia barroca holandesa, destaca el uso de la luz, de la llamada luz del Norte trasladada de los cuadros de la época clásica al ámbito de la fotografía. 

En la obra de Carla van de Puttelaar encontramos los tonos pálidos y las luces frías de los cuadros flamencos, y, en las poses, las formas sinuosas de la pintura barroca. Pero además de los elementos estilísticos, nos lleva al concepto de belleza en el Barroco, en el que subyace la idea de la vanitas, «la asunción de que se trata de algo temporal y pasajero a lo que sucederá el declive y la muerte de la carne», presente en el cuerpo femenino y en las flores. Pero mientras las flores se presentan en su perfección natural, van de Puttelaar explora la imperfección de sus modelos: pequeñas alteraciones cutáneas, como granos o verrugas son registradas de forma naturalpor la cámara, la marca dejada en la piel por los elásticos de la ropa interior. 

© Hellen van Meene,

Hellen van Meene, por su parte, utiliza la luz natural, mortecina, a menudo en interiores, de una forma que recuerda mucho la pintura barroca, pero en cuanto al tema se basa más en la sistematización del método científico, tal como comenzó a plantearse en los Países Bajos en la misma época. Durante veinte años, ha centrado su carrera en el retrato de adolescentes, preferentemente niñas, en ese momento tan trascendental de la vida de una persona en el que se ha abandonado la niñez, pero todo está aún por decidir. Las poses están cuidadosamente estudiadas y las miradas nos acercan a la parte psicológica de la adolescencia: temores, dudas, despertar de la sexualidad y autoreconocimiento en un cuerpo en cambio. 

Recientemente, van Meene ha comenzado a introducir mascotas en sus fotografías, acompañando a sus dueñas y luego como protagonistas de la imagen, pero en realidad se trata de un ejercicio de antropomorfismo, con el que pretende hacernos buscar esas sensaciones que hemos visto en sus jóvenes, aunque esta vez en sus animales de compañía.

La autora más joven de este trío, Sanne De Wilde, es también la que plantea un estilo más diferenciado, pero que no puede separarse de la tradición fotográfica forjada desde los años noventa. ‘Snow White’ es una serie sobre el albinismo y los problemas que sufren quienes tienen esa enfermedad. El hecho de que sean albinos, de hecho, nos lleva a hablar de la diferencia y del rechazo social que genera. El albino es el otro. 

En el fondo, afirma De Wilde, los albinos son una metáfora. Son la magnificación de nuestros miedos y nuestra inseguridad, pero también de nuestra fuerza. “Trato de crear una impresión poderosa de esa fragilidad”.

El trabajo de estas artistas no se reduce a lo puramente visual, a la forma, sino que va más allá y plantea, de una forma extremadamente estética, cuestiones como el concepto de belleza, de la individualidad, de la diferencia, o la función de las imágenes en la actualidad. 

© Sanne De Wilde

Sanne De Wilde (Amberes, 1987), se graduó en 2012 en Bellas Artes (Fotografía) en KASK (Real Academia de Bellas Artes), Gante. Desde entonces ha trabajado en proyectos editoriales de corte documental, centrándose en el modo en que la genética influye en la vida de la gente y el efecto que tienen en las comunidades. Su primer proyecto, ‘Dwarf Empire’ (El imperio de los enanos) recibió el Premio Internacional de Fotografía Emergentes DST en 2013. Su segundo gran proyecto ‘Snow White’ ha recibido el Prix National Photographie Ouverte y el NuWork Award a la excelencia en Fotografía. También ha sido premiada con el PHmuseum Women Photographers Grant y de Zilveren Camera Award por The Island of the Colorblind, 2016

Hellen van Meene (Alkmaar, 1972), estudió fotografía en la Gerrit Rietveld Academie, donde se graduó en Fotografía en 1986. Previamente estudió en el Edinburgh College of Art. Su trabajo se ha centrado desde entonces, de forma casi exclusiva, en el retrato de jóvenes adolescentes, un momento de la vida en el cual se hacen patentes la tensión psicológica y la ambigüedad en el desarrollo de la personalidad. A lo largo de su carrera ha publicado cinco monografías: ‘The Years Shall Run Like Rabbits’ (2015), ‘Japan Series’ (2002), ‘Portraits’ (2004), ‘New Work’ (2006) y ‘Tout va disparaître’ (2009) y su obra está presente en los principales museos del mundo, como el MoMA y Guggenheim Museum de Nueva York, Stedelijk Museum de Amsterdam, Victoria & Albert Museum de Londres y el Art Institute de Chicago. En 2016 fue nombrada miembro de Honor de la Royal Photographic Society, la asociación más antigua del mundo.

© Carla van de Puttelaar

Carla van de Puttelaar (Zaandam, 1967), estudió fotografía en la Gerrit Rietveld Academie de Amsterdam (1996) y se doctoró en Historia del Arte en 2017 en la Universidad de Utrecht. Su trabajo se ha centrado en la imagen de la mujer. Su fotografía se inspira mucho en la pintura del siglo de Oro holandés y flamenco. Sus temas principales son los retratos, los desnudos y las flores. En sus imágenes recupera la iconografía y la luz de las pinturas de Rubens, Rembrandt o Maerten de Vos. Ha publicado varias monografías entre las que destacan ‘Adornments’ (2017), ‘Beholder’s Eye’ (2008), ‘Galateas’ (2008), ‘Carla van de Puttelaar’ (2004).

En 2018 fue miembro del jurado del World Press Photo. Ha recibido varios premios, entre ellos el Prix de Rome, el Premio Básico (2002), el PDN Annual (2016) y el premio Zilveren Camera (2019). Su trabajo está representado en muchas colecciones institucionales y privadas, tales como: The National Portrait Gallery (Londres), La Maison Européenne de la Photographie (París, Francia), Museum Voorlinden (Wassenaar, Países Bajos), Museum Winterthur (Suiza), Colección Fred y Laura Bidwell (Estados Unidos) y Colección Sir Mark Fehrs Haukohl (Estados Unidos).

  • ‘A Whiter Shade of Pale’
  • Fecha: del 8 de marzo al 2 de junio.
  • Localización: Tabakalera. Plaza de las Cigarreras, 1. Donostia/San Sebastián.
  • Horario: de martes a domingo de 11.30 a 13.30 y de 17.00 a 21.
  • Entrada: Gratuita.