‘Sudamérica, Presente’ es un trabajo de Elena Pedrosa que investiga sobre la mirada occidental en entornos subdesarrollados y de la influencia del turismo para modificar lugares en la Sala Axarquia del Rincón de la Victoria en Málaga.

‘Sudamérica, Presente’, de Elena Pedrosa, se puede ver en la Sala Axarquía en el Rincón de la Victoria en Málaga desde el 26 de enero al 24 de febrero. Se trata de una selección del proyecto con el mismo nombre realizado en Perú y Bolivia, que está formada por 20 fotografías analógicas dispuestas en 10 dípticos que separan la mirada romántica y de postal de un primer viaje en 2006 (en las fotografías en blanco y negro, positivadas en laboratorio artesanal) de la mirada formada y crítica con el expolio del turismo, en un segundo viaje diez años después (con fotografías en color digitalizadas desde negativo y procesadas en laboratorio industrial). 

Acompañan tres paneles impresos en cartón prensado y una colección de 18 postales fijadas a la pared. El público puede llevarse a casa tres postales que nada tienen que ver con el exotismo ni la belleza, sino con la pauperización de la zona, invitándole a reflexionar acerca de las consecuencias del turismo de occidente en estos países subdesarrollados.

© Elena Pedrosa

Este proyecto parte de la sensación agridulce del realismo mágico que encierra Sudamérica y sus amplias extensiones de espacio-tiempo, que nos emplaza a un pasado que es presente.

Se inicia en 2006 con una serie de imágenes en blanco y negro tomadas y procesadas en analógico en Perú y Bolivia, que constituyen una reflexión sobre la pauperización de la zona y el impacto que provoca en el viajero.

En 2017 Elena Pedrosa viaja de nuevo a los mismos lugares y contemplo el contraste y evolución político-social que se vive en el entorno, así como el cambio en mi mirada de fotógrafa, más crítica y politizada.

De este modo, diez años después de su inicio, este proyecto reflexiona sobre el desarrollismo, la eliminación de la alteridad y la disidencia por parte del capital y las nuevas democracias, bucea en las luchas barriales que se dan en metrópolis como la de Lima en los 60 a los 80. Muestra la “turistización y elitización” a la que se somete a lo peculiar y lo exótico arrasando con la esencia de la verdadera vida de países como Perú y Bolivia. Investiga en sus diferencias políticas y culturales.